Let's Prevent! - ¿Es obligatoria la prevención de riesgos en verano?
Buenas prácticas Cultura de prevención

¿Es obligatoria la prevención de riesgos en verano?

Hace poco que ha empezado el verano, estos tres meses en los que se ralentiza la actividad en muchos sectores, mientras que en otros esta se incrementa. Muchos trabajos deben adaptarse a la mayor presencia de sol y al calor, aparecen más trabajos de temporada, sobretodo en el sector turístico y de servicios. ¿Es necesaria tener en cuenta la prevención durante dicha temporada?

 riesgos laborales durante el verano Let's Prevent! - ¿Es obligatoria la prevención de riesgos en verano?

Nos encontramos en una época del año en que el entorno laboral muta y muchas empresas se ven en la necesidad de adaptarse para que estén al día en temas de Prevención de Riesgos Laborales. Veamos algunos casos:

Trabajos al aire libre:

Con el buen tiempo es usual encontrarnos con más trabajos al aire libre, sin embargo el calor puede llegar a ser un factor influyente comprometiendo la salud de los trabajadores. Entre ellos encontramos por ejemplo los trabajos de jardinería, construcción o trabajos en el campo.

  • Trabajos de jardinería: para mantener parques y jardines tanto particulares como públicos.
  • Trabajos en el campo: La primavera y también el verano es una época muy importante para este sector. Aumenta la contratación y se incrementa la producción puesto que coincide sobretodo con la época de recolecta.
  • Construcción: durante los meses de junio y julio: Aprovechando sobretodo que el tráfico disminuye en época de vacaciones, las administraciones contratan a empresas para realizar trabajos de reforma de calles o carreteras.

Trabajos en el sector turístico:

Muchas comunidades españolas viven del sector turista. Los meses de junio, julio y agosto se vuelven cruciales, así que el sector de restauración, hotelero, servicios y comercial contratan a nuevos trabajadores para cumplir con la demanda.

Sustituciones para suplir vacaciones:

Algunas empresas para no reducir la producción contratan a trabajadores eventuales para suplir las vacaciones de su plantilla, ya sea una gasolinera, una tienda o un supermercado entre otros.

¿Es entonces obligatorio cumplir con la prevención en estos casos?

La eventualidad y una cultura preventiva escasa pueden provocar que muchas empresas bajen la guardia durante estos meses e incumplan (ya sea por desconocimiento o por dejadez) algunos de los requisitos imprescindibles que podrían comprometer la seguridad y salud de sus trabajadores:

  • Trabajo temporal. Ya sea un día, una semana o dos meses, las empresas están obligadas a cumplir la Ley de Prevención de Riesgos Laborales para sus trabajadores eventuales. Es por esto que no sólo la empresa deberá adaptar su evaluación de riesgos a las actividades que se hacen exclusivamente para los meses de calor, sino que también deberá cumplir los requisitos necesarios para sus nuevos trabajadores:
    • Formación e información: No sólo formar a los trabajadores en tema de prevención de riesgos sino tener en cuenta que estos suelen disponer de poca experiencia y por lo tanto mayor posibilidad de sufrir un accidente laboral.
    • Vigilancia de la salud: Es obligatoria realizarse en el momento de la contratación, incluso en aquellos trabajadores que son contratados durante uno o pocos días.
    • Entrega de Equipos de Protección Individual: Que sean eventuales no significa que las empresas se libren de invertir en equipos de protección. La obligación es la misma.
    • Coordinación de actividad empresarial: Se deberá tener en cuenta la coincidencia entre varias empresas en un solo lugar de trabajo incluso durante el verano y época de vacaciones.
  • Evitar el golpe de calor: En todos aquellos trabajos que se hagan al aire libre se deberá tener en cuenta los riesgos procedientes del calor y tomar las medidas adecuadas para sus trabajadores:
    • El trabajo se realizará preferiblemente en las horas en el que el sol resulte menos peligroso: es preferible durante la noche o a primera hora de la mañana.
    • Evitar esfuerzo físico sobretodo en las horas de más calor y después de cada comida.
    • Equiparse con ropa adecuada, preferiblemente con tejidos como el algodón.
    • Evitar que las comidas sean pesadas y calóricas, prescindir del alcohol o aquellas bebidas que contengan cafeína.
    • Beber agua fresca. El empresario deberá proveer de suficiente agua para sus trabajadores.
    • Organización del tiempo de tal manera que se pueda alternar los descansos con el ritmo de trabajo.
    • Uso de Equipos de Protección Individual para proteger la cabeza, ya sea mediante una gorra o un casco. También es muy recomendable humedecer cada cierto tiempo el cuero cabelludo.
    • Los descansos deben hacerse en zonas adecuadas, con sombra o lugares frescos.
    • Utilizar cremas protectoras para evitar el riesgo de cáncer de piel.
    • Utilizar equipamiento que minimice el riesgo de golpe de calor. Por ejemplo el uso de un chaleco amplio y transpirable, que incluya un termómetro el cual esté en contacto con la piel, así como agua fresca con una solución de sales minerales.

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.